La Reserva Natural Especial del Barranco del Infierno constituye un ámbito que destaca principalmente por la estructura geomorfológica de la red hidrológica, caracterizada principalmente por sus hábitats acuícola (ambientes acuáticos) y rupícola (ambientes rocosos con ausencia de suelo).

El macizo donde se ubica constituye, con Anaga y Teno, los afloramientos de materiales más antiguos de la Isla. La erosión ha excavado una red de profundos barrancos entre los que destacan los del Hoyo, el Infierno, el Agua y Fañabé. El barranco del Infierno es el más espectacular por su cauce profundamente encajonado con saltos de más de 150 m de altura y su importante curso de agua. El espacio alberga comunidades de gran diversidad florística con numerosos endemismos entre los cuales destaca una docena de especies amenazadas, como el rarísimo cardoncillo (Ceropegia chrysantha) y una forma de balillo (Atalanthus microcarpus), entre otras.

Noticia

contentmap_plugin
made with love from Joomla.it - No Festival